Autores

Romero de Torres, Julio (1874 - 1930)

Desestimado durante algunos años por los ambientes artísticos modernos, el pintor Julio Romero de Torres recobra en los últimos tiempos el justo lugar que le corresponde en la historia del arte español. Nacido en el Museo Provincial de Bellas Artes de Córdoba, donde su padre ejercía de conservador, Romero de Torres participó desde muy joven en el ambiente cultural que florecía en Córdoba a finales del S.XIX y, posteriormente, en Madrid, siendo asiduo a las tertulias literarias de la bohemia de los primeros años del siglo Xx, con Ortega y Gasset o Pérez de Ayala en la popular Taberna del Barbas, o en el Ateneo, así como en el emblemático Café Nuevo levante, donde frecuentemente comparte mesa con los pintores Zuloaga o Solana y con otros intelectuales del momento, entre los que destaca Valle-Inclán, a quien le unirá una estrecha y duradera amistad. Cuando en 1914 estalla la primera Guerra mundial, Romero de Torres encabeza, junto a un selecto grupo de intelectuales, un manifiesto a favor de la causa de los aliados y en defensa de los valores espirituales. Su calidad humana se comprobó a su muerte, el 10 de Mayo de 1930, un día en el que comercios y tabernas cerraron sus puertas y la ciudad de Córdoba, sin distinción de clases ni ideas políticas, se echó a la calle para decirle el último adiós al pintor. Al año siguiente la República española le rindió un homenaje nacional y el presidente Niceto Alcalá Zamora inauguró el Museo Romero de Torres en Córdoba.

Obras

Cordobesas

Cordobesas (1922)

Óleo y temple sobre tela

100 x 90 cm

En agosto de 1922 Romero de Torres realiza una exposición en la emblemática Galería Witcomb de Buenos Aires cuyo catálogo fue presentado por su entrañable amigo y patriarca de la generación del 98 el gallego Ramón Mª del Valle Inclán. Afortunadamente, algunas de las obras que Romero de Torres deja en la capital argentina fueron gradualmente volviendo a España. Tal es el caso de “Cordobesas”, una obra ejecutada en plena madurez del pintor que representa magníficamente la estética que mejor le define. Según el investigador D. Luis Prieto Rojas, las mujeres de esta obra son: de perfil, la modelo Elisa Muñiz, conocida como la popular bailadora sevillana Amarantina, y tras ella Asunción Voue, famosa cantante de variedades. Aunque es cierto que las obras de madurez son una referencia "a la mujer morena, con los ojos de misterio y el alma llena de pena", no debemos, sin embargo reducirlas simplemente a la esfera de lo folklórico. La revisión de la obra y figura de Romero de Torres en los últimos años –el Reina Sofía expone obra suya desde 1990 - está devolviendo al cordobés la imagen que durante muchos años se vio malinterpretada merced a intereses políticos que restringieron su obra a simples argumentos de copla, estampaciones de papel moneda o pseudo eróticas ilustraciones de calendario. La pintura y figura de Julio Romero de Torres fue mucho más que eso. Antes de definir su estilo propio, los orígenes del pintor se sitúan entre los movimientos artísticos más vanguardistas de su época.

LITERATURA:

    *      Berberán, Cecilio "Julio Romero de Torres", su vida, su obra y su museo. Ed.Afrodisio Aguado, Madrid 1947 (repr.p.29)
    *      Reproducida en tarjeta postal editada en Barcelona en los años 40 por Industries Gráfiques Viladot.
    *      Reproducida en postal sepia editada en Barcelona en Huecograbado Mambrú años 40/50.
    *      Reproducida en la serie B de "Colección de 20 cromos de las mejores obras de Romero de Torres", editados por Chocolates Juncosa, años 50.
    *      Catálogo Exposición Itinerarios artísticos, Fundación M.J. Jove, 2006
    *      Catálogo exposición Con Mirada Propia, Fundación María José Jove, A Coruña, 2007
    *      75 Años de Pintura Española, FMJJ, A Coruña, 2007