Autores

Muiño, Pedro (1954 - )

Pedro Muíño Fernández, nacido en Irixoa, La Coruña, en 1954, inicia sus actividades artísticas durante la década de los setenta en las afamadas exposiciones de la Plaza de la Princesa de Vigo, punto de contacto y gestación de lo que después derivaría en el fenómeno del atlantismo. Muíño sigue, sin embargo, su propia trayectoria plástica que, durante la década de los ochenta, deriva en numerosas exposiciones individuales en diversas ciudades españolas, así como su repetida participación en muestras gallegas como las Bienales de Pontevedra, los Certames Isaac Díaz Pardo o las Mostras Unión Fenosa. En la mitad de los ochenta, Muíño organiza, junto a los artistas Xaime Cabanas, Correa Corredoira, Pepe Galan, Chelín, Xoti de Luis y Cesar Otero el colectivo GrupOrzán. Este grupo, presente en la edición de los años 1987 y 1988 de la feria madrileña ARCO, nace con el firme objetivo de dinamizar y liberalizar el panorama artístico coruñés del momento.La década de los noventa es una época de cambio para Muíño. Su estilo artístico experimenta una loable evolución. De aquellas peculiares interpretaciones de la realidad, situadas en escenarios irracionales y metafóricos, siguiendo unas líneas formales más o menos realistas teñidas de romanticismo, Muíño da un salto vertiginoso y comienza a manifestarse con un lenguaje plástico en el que resalta la levedad de unas composiciones de artificio poético que, alejándose paulatinamente de la figuración, se componen de un repertorio de iconos propios, como múltiples cuerpos que colman las superficies de sus cuadros en equilibrada y serena ordenación espacial.

Obras

Ventana
Caballo, hombre, fuego
El que pregunta

Ventana (1993)

Óleo sobre lienzo

115 x 88 cm

Esta obra, realizada a principios de la década de los ochenta, poco o nada tiene que ver con las propuestas que hará Muíño en épocas posteriores. Se trata de una escena que, como si de un juego se tratase, está proyectada desde el interior de una estancia de aparente ilusión. El desarrollo del cuadro nace desde la estructura arquitectónica, una ventana flotante en acusada perspectiva. La construcción geométrica sirve de armazón para estructurar una escena en la que, evocando al surrealismo de las vanguardias, lo atrayente se manifiesta por la extraña asociación de los elementos que la configuran. Unas piernas de mujer entran en la composición desde un riguroso primer plano, apoyándose en la base de una ventana con forma de un cubo geométrico, abierta por todos sus lados menos por el inferior, que sirve de apoyo, y por él más próximo a nosotros, desde el que contemplamos la escena. Las acusadas geometrías y planos encontrados contrastan con la sinuosidad del cortinaje que parece mecerse con la brisa que entra por los vanos. El fondo de la estancia se abre a un paisaje nocturno e irreal.

Caballo, hombre, fuego (1987)

Óleo sobre lienzo

85 x 140 cm

La pintura de los años ochenta de Muíño estuvo marcada por propuestas basadas en una interpretación especulativa de la realidad; una realidad, la suya, que Muíño describe en sus obras sirviéndose de composiciones semejantes a escenarios imaginados en los que los acontecimientos se acumulan y discurren de forma irracional, sofocadamente, incluso con cierta violencia. Son series como la de Los Bonzos o la de La Travesía de los Muertos, a la que pertenece esta obra, ejecutadas a mediados de la década de los ochenta. Son composiciones metafóricas, el resultado manifiesto de unas inquietudes de carácter personal, expresadas en el lienzo en términos que, con una plasticidad aderezada con cierto romanticismo, siguen una configuración formal de líneas academicistas.La paleta cromática, extremadamente caliente, gira en torno al color naranja que, manipulado constantemente, deriva en multitud de matices que van desde verde al blanco. La materia pictórica parece amasarse entre sus pinceles como si la modelase, formando volúmenes circulares en un espacio que, a pesar de abrirse en la zona inferior a un paisaje despejado, produce una sensación abrumadoramente densa.

El que pregunta (2000)

Óleo sobre lienzo

180 x 180 cm

EXPOSICIONES:

Pedro Muiño, Geografía de la piel, Fundación Eugenio Granell, Santiago, 2001

800 años/80 artistas coruñeses. Fundación María José Jove, diciembre 2008