La Fundación Mª José Jove financia un proyecto para la detección de problemas de conducta en escolares en edad temprana