“ESTAMOS EN UNA SOCIEDAD DESINTEGRADORA. NO NOS DEJAN CRECER COMO INDIVIDUOS

“EXPERIENCIAS ESFUERZA, experiencias para el ejemplo y la superación” es el título de la mesa redonda que ha organizado esta mañana la Fundación María José Jove y en la que deportistas de primer nivel han narrado ante un aforo de casi un centenar de personas de su experiencia vital: por qué el deporte, qué ha aportado a su vida, limitaciones, retos, etc.

Moderada por el ex jugador de baloncesto Fernando Romay, la mesa la componían la judoca Marta Arce (medallista en los paralímpicos de Atenas, Pekín y Londres; el nadador Pablo Cimadevila (medallista en los paralímpicos de Atenas y Sidney), el tirador Juan Saavedra (Plata en Londres y que participó también en Sidney, Atenas y Río); el tenista Álvaro Illobre (paralímpico en Sidney y Pekín) y el ciclista Álex Ferradas (ciclista del Club Enki y de Working Wheels). Los ponentes han destacado el valor del deporte como herramienta de socialización, al mismo tiempo que han criticado abiertamente el hecho de que la sociedad actual no esté todavía a adaptada a las personas con diversidad funcional.

 

En su intervención Fernando Romay destacó que “el deporte es ilusión, son valores y estos deportistas son el mejor ejemplo de ello. Lo triste es ir a un colegio a dar una charla y ver a niños sin ilusión”. Asimismo, reconoció que “las medallas no valen para nada cuando pasa el tiempo, se olvidan. La medalla que realmente nos llevamos todos es la del camino de la vida.”

 

Pablo Cimadevila hizó hincapié en que “la sociedad no está adaptada a las personas con diversidad funcional. Y sin embargo nosotros tenemos una enorme capacidad de adaptación.  ¿Por qué una medalla paralímpica vale menos que una olímpica? ¿Acaso yo como persona valgo menos como individuo?”.

En esta misma línea, Marta Arce señaló que “estamos en una sociedad desintegradora. No nos dejan crecer como individuos. La inclusión es poder practicar el deporte que yo quiero en mi ciudad”. Para Marta “el deporte te da ilusión y seguridad. Cuando yo comencé a practicarlo, tenía un concepto de mi misma muy pequeña. Y la actividad física te da ilusión y seguridad. Te demuestra de lo que eres capaz y te aporta energías para cualquier proyecto”.

Álvaro Illobre apuntó que “la discapacidad no es el límite. El límite lo pone la mente. Necesitamos más visibilidad, para poder practicar el deporte. Más aún cuando éste nos ayuda a socializar y a crecer como persona”.

En esta misma línea, Álex Ferradás explicó que “desde el accidente, el deporte ha sido mi ilusión y mi gran herramienta de inclusión.  Con esfuerzo, constancia y sacrificio se puede. Y es que el deporte me ha demostrado que soy capaz de hacer más cosas de las que yo pensaba. El problema viene cuando no te dejan competir en pruebas por tener una discapacidad. Hay muchas barreras por derribar. Muchas son físicas, pero las peores son las mentales”.

Por su parte, Juan Saavedra señaló que “hace no muchos años las personas con discapacidad estaban más escondidas. El deporte te ayuda a encontrar otra manera de hacer las cosas. Y cuando estás compitiendo, todos somos iguales y nos valemos por nosotros mismos”.

La mesa ronda forma parte del X Aniversario de ESFUERZA, un pionero programa de actividad física adaptaba, íntegramente gratuito, que la Fundación María José Jove puso en marcha en 2007 y por el que han pasado más de 4.000 personas.