Los programas que desarrollan las habilidades de las personas con síndrome de Down son imprescindibles para su integración social

Determinados aspectos fundamentales para la autonomía de la persona y su adaptación social son aprendidos por los niños y niñas en el entorno familiar de forma natural. Sin embargo, las personas con Síndrome de Down presentan dificultades en este proceso, por lo que es necesaria la elaboración de programas específicos que desarrollen habilidades y destrezas que potencien su independencia personal y social.