Más de 375 jóvenes comienzan las sesiones prácticas del programa Actúa de la Fundación María José Jove y la Asociación Participa

Los más de 375 chicos y chicas de entre 16 y 21 años que participan en la II edición de ACTÚA. Acción Juvenil de Conciencia Social Positiva han comenzado ya las sesiones prácticas de este programa impulsado por la Fundación María José Jove y la Asociación Participa para la Inclusión Social para sensibilizar a los jóvenes sobre las problemáticas sociales.

Organizados en grupos y hasta el 27 de febrero, los jóvenes irán conociendo de primera mano la realidad del día a día de diferentes entidades de afectados con la supervisión constante de profesionales del sector. En concreto, alumnos del Colegio Eirís han estado ya con los usuarios de Artefíos, entidad que promueve la mejora de la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual a través de la formación en actividades textiles; estudiantes del CEIFP Anxo Casal, visitarán ASPACE, al igual que los alumnos del Colegio Liceo La Paz, mientras que menores del Centro Concepción Arenal de Reeducación estarán mañana mismo en Artefíos.

Tras la visita a las entidades, los participantes deberán elaborar y ejecutar un plan de acción a desarrollar con la población afectada con la que hayan trabajado, así como prácticas de integración con actividades conjuntas entre población escolar y la población afectada de diversidad funcional.

Programa innovador

Dirigido y coordinado por especialistas, ACTÚA es una innovadora experiencia de participación activa de los jóvenes con grupos de personas en situación de riesgo o dificultad social y niños y niñas con discapacidad física, mental y/o sensorial. Íntegramente gratuito, con este programa se busca generar actitudes en los participantes que faciliten la integración social de las personas con diversidad funcional; abrir vías de colaboración estable entre los participantes y los colectivos con los que trabajen y sensibilizar a los participantes, a sus familias y a la población general sobre las necesidades sociales de nuestro entorno. La máxima es que los chicos y chicas lleguen a implicarse en una colaboración voluntaria activa con las entidades y personas afectadas con las que colaboren durante el programa.