Autores

Peteiro, Jorge (1959 - 2013)

La popularidad de la que goza, en su entorno, el coruñés Jorge Peteiro Vázquez es, sin duda, propiciada por la manifiesta alegría que desprenden todas sus obras, cualidad que, cada vez en mayor medida, se valora notablemente dentro de la diversidad de propuestas artísticas ofertadas en el panorama artístico actual. Nacido en 1959, su formación académica, iniciada ya desde muy joven en una academia de su ciudad natal, finaliza en la Facultad de San Carlos de Valencia, con la especialidad en Grabado. A su regreso a Galicia, en 1985, y tras el ejercicio durante cinco años de la docencia como Profesor de Dibujo en un Instituto, se dedica enteramente al desarrollo de su pintura. Su trayectoria expositiva, iniciada a los 22 años, cuenta con numerosas muestras individuales y colectivas, y su obra esta representada en las más importantes colecciones gallegas. Desde el comienzo de su carrera artística Peteiro se define por un modo de hacer propio, basado en una original forma de interpretar el entorno en el que habita, llevado a los lienzos con un estilo de libre figuración de corte ingenuista. Sus obras, escenarios festivos de color y alegría son, con frecuencia, paisajes naturales o urbanos acompañados de peculiares referencias iconográficas.

Obras

Paisaje urbano
Gallifante

Paisaje urbano (1995)

Óleo sobre lienzo

73 x 96 cm

La simplicidad en el sistema compositivo y el privilegio otorgado al colorido son los elementos básicos que definen la obra como una proyección de estimulante alegría. El cuadro se estructura dentro de otro cuadro, acentuando, así, el efecto de ficción.El carácter ingenuista de la pintura viene dado por diversas circunstancias, como son la ausencia de perspectiva o efectos espaciales, la cualidad plana de los colores, las formas redondeadas, la ausencia de sombreados, el carácter irreal de los contornos negros, la falta de volúmenes o la disposición sucesiva de colores yuxtapuestos. Todas estas características forman parte de la metodología formal en la pintura de Peteiro, lo que hace que cada obra salida de sus pinceles lleve el sello de identidad inconfundible del autor.La paleta cromática de Peteiro parte de los colores primarios que, preparados por él mismo y mezclados infatigablemente, derivan en multitud de tonalidades que nunca llegan a repetirse en un mismo cuadro y cuya finalidad no responde a una razón meramente descriptiva, si no que, por el contrario, surgen de un instinto natural de creación.

Gallifante (1994)

Poliester policromado

300 x 230 cm

Texto